miércoles, 3 de mayo de 2017

Una medalla de Santa Elena del s.XIX acompañará la Santa Cruz en la procesión infantil



Imagen de Santa Elena que procesiona en Ocaña.
El año pasado nuestra hermandad impulsaba la procesión infantil Cruz de Mayo. Esta festividad se venía celebrando des del año 2006 en la Casa Hermandad con una cruz floral junto a la Inmaculada Concepción, durante el mes de María.  Este año la procesión infantil será el domingo 14 de mayo.

Estos días la Hermandad ha recibido un regalo de una medalla de Santa Elena, santa a la que se le atribuye el descubrimiento de la Vera Cruz en Jerusalem, madre del Emperador Constantino I el Grande.

Estas medallas se pusieron de moda en España a mediados del s.XVIII aunque hay constancia de algunas con anterioridad.

Estas medallitas tenían un efecto protector en los niños y solían ser perforadas para poderse poner en el cuello. Tradicionalmente se transmitían de generación en generación por ese motivo solían ser de plata inicialmente y en forma ovalada.

Esta medallita regalada a la hermandad y fechada a principios del s.XIX (1830 aprox) estará en el paso de la Cruz de Mayo.

Las que han llegado a nuestros días no están en buen estado ya que eran muy reutilizadas, muestra de la gran devoción que tenían las familias a Santa Elena y la importancia de la Santa Cruz.


fiesta de la Santa Cruz en Mataró 1910. Font: MASMA col. F.de P. Enrich i Regàs
Esta medallita en el anverso aprecia a Constantino I, pero le nombra como “Hijo de Elena”. Aparece coronado, con cetro y a su lado la reliquia de la Mesa de Salomón que la Santa trajo también de oriente junto a la corona imperial.

En el reverso aparece Santa Elena sosteniendo la Cruz  en una mano y en la otra los clavos de Cristo. Al fondo se ven las tres cruces en lo que simula ser la Gólgota.

Además, como rareza, esta medalla va acompañada de otro símbolo religioso importante como es la Cruz de Caravaca (también de las mismas fechas), que dice la tradición es una reliquia de la Santa Cruz y que unos ángeles entregaron para una celebración católica en la ciudad murciana siendo frontera entre los reinos cristianos y musulmanes en el s.XIII.